Agradacido por el empeño en la “formación”

 

El Instituto celebró la Navidad 

Contó con la visita del Arzobispo quien agradeció el esfuero en la formación de los laicos

 

 

La Comunidad Educativa del Instituto Superior de Ciencias Religiosas “Santa María de Guadalupe” celebró el jueves 14 de diciembre la Natividad del Señor. Con la presencia del Arzobispo Monseñor don Celso Morga, profesores, alumnos y personal no docente, el Instituto vivió una de las actividades más entrañables que viene realizando a lo largo de su curso lectivo.

Palabras de Monseñor Celso Morga

Nuestro Arzobispo, quien con una apretada agenda estos días, buscó el momento para hacerse presente y dirigir unas palabras a la Comunidad Educativa del Instituto, agradeció y reconoció, el esfuero, sacrificio y entusiasmo de quienes se forman y buscan estar preparados para los retos que la Iglesia tiene en la sociedad actual. 

Con el deseo de seguir en esta tarea y uniéndose a la felicidad de un Dios que se Encarna y se hace Hombre en Jesucristo, Monseñor Celso Morga deseo a todos una feliz Natividad del Señor.

 

 

 

Luis Manuel Romero, director del Instituto

La Celebración de la Misa estuvo presidida por el director del Instituto, Luis Manuel Romero Sánchez quien indicó que era su séptimo año como director y la primera vez que presidía la Eucaristía en estas fechas. Expresó sentirse orgulloso y agradecido por todo ello y animó a seguir trabajando en la línea que se viene haciendo desde el profesorado, alumnos, personal de la administración de limpieza, en general a todos los que formamos esta rica comunidad que es el Instituto Superior de Ciencias Religiosas “Santa María de Guadalupe”. La Ecuaristía estuvo concelebrada por los sacerdotes don Antonio Muñoz Aldana, profesor en el Instituto y don Francisco García Lozano, rector del Seminario y profesor igualmente en el Instituto.

 

 

Ágape fraterno

Tras la celebración de la Eucaristía, se pasó a un “ágape fraterno” donde todos pudimos compartir lo que cada uno aportó, dando paso a una divertida convivencia donde la charla, los cánticos y la alegría primó en una celebración que desde lo más profundo del Instituto quiere ser trasladado a todos los rincones de nuestra Iglesia de Mérida-Badajoz: “paz y bien a todos los hombres de buena voluntad, porque nos ha nacido el Salvador: ¡feliz Navidad y próspero 2018!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *